Del Museo de Fangio a la puerta de la Patagonia

Route

Después de 3 dias acampando en La Posta del Viajero en Moto en Azul, decidí tomar un desvío en mi camino a la Patagonia para ir una ciudad que siempre me interesó conocer. Mar Del Plata. Desde azul hay que desviarse de la ruta 3 para tomar la 226 que cruza por Tandil. Si hubiera tenido más tiempo me hubiera detenido un par de días en Tandil, ciudad que no solo es famosa por sus embutidos sino por la belleza de las sierras en las que está enclavada. Al alejarse uno de la cordillera de los Andes que divide Chile y Argentina no es muy común encontrar paisajes con colinas, así que Tandil ofrece una belleza diferente y está muy cerca de la costa. Tandil tendrá que esperar.

La ruta 226 pasa por el costado de una ciudad llamada Balcarce, cuna de uno de los más grandes pilotos de todos los tiempos, Juan Manuel Fangio, esto se nota no solo por los multiples anuncios publicitarios del museo de la ciudad sino por los carteles que le piden a los conductores locales aplacar sus impulsos de pilotos fracasados en pos de la vida de los peatones. Al parecer la pasión por Fangio cultivó también muchos conductores tarados en Balcarce.

Para quienes no vivimos esas generaciones es difícil imaginarse cuán grande fue Juan Manuel Fangio, no fue solamente un corredor que llegó a las grandes ligas del automovilismo, fue un genio que surgió y brilló por muchos años con un talento de esos que sólo se dan una o dos veces por generación. Fue un piloto cuya temeridad como conductor solo fue comparable por sus grandes cualidades humanas, influenció no solamente a su país sino que fue el ídolo de millones de personas alrededor del mundo, en una época muy diferente a la actual, donde los pilotos hacían la diferencia en una proporción mucho más grande que ahora.

P1020371

P1020391

P1020389

P1020387

P1020396

P1020398

P1020413

Mar del Plata es una ciudad particular e interesante. Conserva una mezcla entre el esplendor glomoroso de otra época con el ajetreo de un balneario popular. Los dias grises que me tocaron estando allí fueron perfectos porque pude ver ese matiz nostálgico influenciado por el frio de sus aguas incluso en los meses calurosos, muy diferente a lo que sería un balneario tropical. En verano Mar de Plata se vuelve una ciudad vibrante, llena de turistas extra bronceados que no se diferencian de los locales, las calles viven atestadas igual que los bares y restaurantes. Si bien conserva semejanzas con Buenos Aires el ambiente es más relajado y el mar le da un caracter muy especial, y como mayor ventaja sobre Buenos Aires, en el verano no hace tanto calor. Es entendible porque tantos porteños vienen a escapar del calor humedo e insoportable en estos meses.

P1020423

P1020432

P1020425

P1020420

P1020417

P1020440

Como siempre durante este viaje nunca pude quedarme tiempo suficiente en cada sitio que quise. Tuve que continuar después de 2 noches y de ver a algunos buenos amigos. De Mar del Plata seguí rumbo a Bahia Blanca, ciudad grande donde intenté quedarme pero donde no había absolutamente nada, es increible como una ciudad con costa no explote el menor atractivo turistico en ella.

Ese día seguí hasta Rio Colorado, un pequeño pueblo donde turistas cercanos van a disfrutar de un rio tranquilo, aquí acampé por el menor costo en toda Argentina, tan solo 25 pesos. En el siguiente espacio de camping había otro campista, un muchacho no mayor de 20 años que como muchos otros solo necesitan una carpa, un sleeping y un morral para irse a explorar la Patagonia en el Verano. Viajan pidiendo aventón (auto-stop) en la carrtera a cuanto auto o camión ven y solucionan una comida con un par de empanadas. Vi a muchas personas jóvenes viajando de esta forma, con casi nada de dinero y muchas ganas. Ese ese espiritu aventurero una de las virtudes que más admiro de los Argentinos. Es una virtud que el resto de los latinos deberíamos copiar.

P1020452

P1020444

El siguiente día fue una ruta recta con el sol en mi cara, largos trayectos sin absolutamente nada en la carretera. Se sentía que se acercaba uno a la Patagonia, pues la Patagonia posee una extraña Mezcla de una cierta cantidad de paisajes absolutamente esplendorosos con otra cantidad mucho mayor de luagres donde no hay nada, absolutamente nada qué ver si qué hacer. Lamentablemente son más los segundos y fue esta la razón que me hizo tomar la decisión de bajar a y subir de la Patagonia por la ruta de las montañas y los lagos, a la que muchos llaman la Ruta 40 aunque no toda sea necesariamente sobre la 40, y evitar de todos los modos la ruta 3 de la costa que solo tiene rectas interminables con un viento abominable. Largas rectas y mucho viento, lo que menos busco en un viaje en Moto. Por suerte ya estaba cerca de la Puerta de la Patagonia, una ciudad grande que vive del petróleo donde no hay mayores atractivos turísticos pero que que fue el punto de partida del trayecto más largo de esta aventura: Neuquén, provincia de Neuquén.

P1020457

P1020459

Advertisements
Categories: 12' Southamerica - 06 Mid Argentina | Leave a comment

Post navigation

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Create a free website or blog at WordPress.com.

%d bloggers like this: